3 de junio de 2017 – El día que me dijiste que sí

Actualizado por hace 3 semanas

Prada Marfa, el lugar donde aceptaste ser mi esposa

Aunque ya tenía rato queriéndote hacer la gran pregunta por diferentes circunstancias no había podido hacértela. Pero estoy muy feliz de que se llegara el tiempo perfecto ya que todo ese día fue perfecto.

No hay nada que más disfrute que de tu compañía, tu cariño, tu presencia, tu voz, tu rostro, tus ocurrencias, tu todo. Gracias por ser parte de otra nueva aventura conmigo, ahora una en la que comenzamos un nuevo capítulo en nuestras vidas.

Agradezco a Dios primeramente por haberme puesto en tu camino, por todo lo que me has enseñado y por haberme dicho que si querías ser mi esposa a pesar de todos mis defectos.

¡Te amo Cat! No imagino mi vida sin ti, gracias, gracias, gracias por absolutamente todo.