Estarás por siempre en nuestros corazones, papá

Por hace 12 meses

13886297_10153620430652015_3298531058928120068_n

No tenemos la menor duda de que los tiempos de Dios son perfectos y desde que el Señor creó a nuestro padre, Él ya sabía que su último día aquí con nosotros sería este sábado pasado. Y aunque para todos nosotros sea algo muy duro y difícil de asimilar, porque extrañaremos muchísimo su presencia física, sabemos que ya está disfrutando de la presencia de nuestro gran Señor.

No tenemos palabras para agradecer todo lo que nuestro papito hizo por nosotros, él como padre cumplió y con seguridad podemos decir que también cumplió con su misión en esta vida — hacer felices a todos los que lo rodeaban. Siempre fue una persona que buscó eliminar las diferencias cuando se llegaban a presentar entre nosotros, siempre buscó hacer que todos nos lleváramos en armonía y que nos amáramos como hijos, como hermanos, como tíos y como sobrinos.

Gracias Dios Nuestro por brindarnos un padre sin igual, lleno de amor y bondad, de humildad y sencillez, un padre que siempre te siguió y que siempre te fue fiel Señor. Gracias porque ahora somos lo que somos gracias a sus enseñanzas, consejos y sobre todo porque antes que nada nos inculcó y nos enseñó a seguirte Padre Nuestro.

Todos los que lo quisimos sabemos que ya nunca será igual seguir aquí sin su presencia física, con su forma de ser juguetona, ocurrente y alegre. Nuestro Pepito era eso, alegría y felicidad aún en los tiempos difíciles, fue una persona que en todo momento fue fuerte aún hasta su último instante aquí con nosotros. Y aunque toda su familia y amigos lo extrañaremos intensamente sabemos que ya está allá arriba libre de dolor, gracias a Dios que esta prueba que pasaste terminó papito, ahora dedícate a disfrutar de la verdadera vida, tú lo mereces.

Antes que nada queremos agradecerle primero a Dios por todo y en especial por darnos tan amorosa y entregada madre. La compañera de vida que estuvo hasta el final con nuestro padre, eres un ejemplo de amor, entrega, sacrificio y bondad. Sin ti estaríamos perdidos.

Estamos también profundamente agradecidos de contar con esta maravillosa familia tan unida, (gracias a todos nuestros tíos, primos y sobrinos) porque durante todo este proceso siempre nos acompañaron en todo momento, no tenemos palabras para agradecerles todo el apoyo y el amor que recibimos de ustedes. Los amamos con todo nuestro corazón.

A la vez queremos darle un agradecimiento especial a nuestros tíos (los triates) Lety y Chuy a sus familias por todo lo que hicieron para apoyar a nuestro papito, por quererlo y amarlo tan desmedidamente.

Gracias también a los amigos cercanos por todo el apoyo incondicional, sus valiosas oraciones y por sus interminables muestras de afecto para con nosotros.

También gracias infinitas al Dr. Elías y su esposa porque gracias a ellos pudimos atender a nuestro papá en esta prueba tan dura. Estamos eternamente en deuda con ustedes.

Descansa papito querido, por fin ya te encuentras bien y ni modo.

Te quedas para siempre en nuestros corazones. Te amamos y siempre lo haremos.