#Reseña: Sonic Mania (Nintendo Switch)

Actualizado por hace 3 meses

Sonic Mania (2017)

Sonic Mania
Publicado por: SEGA
Desarrollado por: Christian Whitehead/PagodaWest Games/Headcannon
Género: Plataformas
Lanzamiento: 15 de agosto, 2017
Plataformas: Nintendo Switch/PlayStation 4/Xbox One/Steam
Calificación: 5/5 ★★★★★

Sonic Mania ya lleva con nosotros un poco más de un mes, el juego ya ha estado entre nosotros un tiempo “razonable” y si tú eres de esos fans de Sonic que amaba específicamente sus primeros juegos; entonces con Sonic Mania te llevarás la grata sorpresa de que este juego es la continuación del mismo espíritu y calidad que esperabas desde Sonic 3 & Knuckles de 1994.

Sonic Mania es el regreso de Sonic a sus raíces en 16-bit y el juego forma parte también del revival o resurgimiento de juegos retro, algo muy popular estos últimos años. Al contrario de lo que hicieron Capcom e Inti Creates con Mega Man 9 y Mega Man 10; que fielmente trataron de capturar la esencia de los juegos originales de Mega Man como si se hubiera vuelto a lanzar un juego de NES en pleno 2008, Sonic Mania tiene un enfoque diferente ― es más como el trabajo que hizo Yacht Club Games con Shovel Knight, donde tomaron provecho de las capacidades técnicas de las consolas de actual generación para crear un juego con un look & feel retro pero con efectos y gameplay que nunca hubieran podido ser posibles en el Sega Genesis. Es más, me atrevería a decir que Sonic Mania es el juego de Sonic que nunca fue en el Sega Saturn.

El conocimiento de las mecánicas principales de Sonic, la física, el sonido, los controles y el cuidado de cada detalle hacen que sea difícil de creer que alguien “ajeno” a SEGA haya hecho un trabajo digno del erizo azul.

Y es que precisamente lo que Sonic Mania hace es ir más allá de lo que era posible en el Sega Genesis y no avergonzarse de recrear específicamente las limitantes del Sega Saturn (que contaba con una resolución mayor y hacía uso de transparencias reales, que era algo de lo que el Genesis carecía).

El trabajo de Christian Whitehead y compañía es simplemente espectacular1, el conocimiento de las mecánicas principales de Sonic, la física, el sonido, los controles y el cuidado de cada detalle hacen que sea difícil de creer que alguien “ajeno” a SEGA haya hecho un trabajo digno del erizo azul, realmente se siente como una cachetada con guante blanco diciéndole a Sonic Team2“quítense, no estorben y vean cómo se hace esto”.

Pantalla de inicio

Una de las cosas que más me llamaron la atención, como buen fan de Sonic fue el look de los personajes, que se sienten familiares pero nuevos a la vez. En el primer Sonic the Hedgehog todo se veía muy bien, el estilo visual era caprichoso pero a la vez era sencillo, Sonic the Hedgehog 2 y Sonic CD continuaron con la tradición. Después, en el momento en el que SEGA llegó a Sonic the Hedgehog 3, una nueva generación de consolas estaba a punto de salir pero aún así se las ingeniaron para sacarle todo el jugo al Blast Processing del Genesis para presentar algo muchísimo más realista.

Mientras que los sprites de Sonic en Sonic the Hedgehog 3 fueron simples evoluciones de los sprites en Sonic the Hedgehog 2 en lugar de utilizar modelos pre-rendereados en 3D como lo estaban haciendo Rare y Nintendo en Donkey Kong Country, los artistas de SEGA estaban totalmente seguros de seguir en la misma línea, justo con la intención de obtener un resultado similar a los anteriores dos títulos. Pues de esa misma manera, se llegó a ese mismo look clásico de Sonic de inicio de los ’90s en Sonic Mania. Los sprites claramente son heredados de Sonic the Hedgehog 2 pero re-trabajados con una paleta de colores más suave y por supuesto con muchísimas más animaciones que en los juegos originales de Sonic (que ya de por si eran excelentes en su arte y animación).

Los sprites en Sonic Mania se sienten realmente como Sonic

Esta vez, los sprites de los personajes están en una vibrante paleta de 24 colores y aunque los personajes siguen realizando los mismos movimientos y mismas poses, ahora son mucho más fluidas las animaciones, con la habilidad de escalar y rotar en gloriosos 60 cuadros por segundo.

Izquierda: 1991. Derecha 2017. Sonic sigue siendo Sonic, pero ahora mucho más detallado

La música de Sonic Mania regresa al clásico sonido new jack de Sonic CD con cierta reminiscencia al distintivo “Ooh!” de Michael Jackson en Sonic the Hedgehog 33. La mezcla de funk, electrónica y un toque de rap noventero nos remonta auténticamente a lo que los primeros juegos de Sonic nos hicieron sentir.

Hablando de los ’90s, Sonic Mania hace un excelente trabajo en tomar notas de Sonic CD para llevarnos a esos escenarios especiales low poly en 3D que solo eran posibles gracias al poder de la tecnología CD-ROM, que era el futuro del gaming en aquel entonces.

Los desarrolladores de Sonic Mania tuvieron mucho cuidado en llevar las cosas al siguiente nivel pero cuidando en todo momento cada detalle. La resolución del juego (al menos la versión de Nintendo Switch que es la que yo tengo) está en 1080p, que es un canvas muchísimo más grande que lo que era posible en la era de los 16-bit y 32-bit. Pues a pesar de ello, se sigue respetando el pixel-art que está hecho estrictamente con una paleta de colores limitada cuidadosamente seleccionados. Los escenarios en 3D en Sonic Mania nos llevan de regreso a los primeros títulos en 32-bit, es más me atrevo a incluir juegos pre 32-bit como Star Fox, que con ayuda del chip Super FX fue posible crear juegos y experiencias en 3D real usando polígonos en conjunto con rotación y escalado de fondos y sprites.

Se sigue respetando el pixel-art que está hecho estrictamente con una paleta de colores limitada cuidadosamente seleccionados.

Y hablando de cómo se ve el juego, los desarrolladores incluyeron la opción de activar unos scanlines al juego para que el juego se sienta aún más retro, tratando de replicar la experiencia de jugar en un CRT, personalmente esta es mi manera favorita de disfrutar el juego y recomiendo que sea lo primero que hagan al empezar a jugar si es que son entusiastas de recrear la experiencia retro aún más.

El juego se ve precioso aún activando las scanlines

Esta vez, al contrario de Sonic CD, no hay voces en los personajes, ni películas MPEG ultracomprimidas (lo sé, era una novedad tener una mini caricatura en tu Sega Genesis) sino que el juego nos recibe con una animación en HD muy bonita que va acorde al estilo gráfico utilizado en el arte promocional del juego.

Y aunque todo parece ser perfecto, SEGA me decepcionó en algo. No entiendo por qué no se atrevieron a lanzar el juego físicamente. Personalmente es la manera que me gusta consumir videojuegos y música, ya que me hace sentir que el producto por el que pagué es mío y que puedo preservarlo para los años entrantes (así como también que es más difícil que me quiten mis juegos al cambiar los TOS4 de los diferentes publishers). Pues SEGA no quiso arriesgarse y solamente está disponible para descargar en las diferentes tiendas digitales de cada plataforma. Y es que cuando realmente espero un juego o que sé que es algo que me va a gustar mucho, siempre trato de comprar su versión física, como lo hice con Shovel Knight.

Y aunque todo parece ser perfecto, SEGA me decepcionó en algo. No entiendo por qué no se atrevieron a lanzar el juego físicamente.

Afortunadamente, SEGA lanzó una edición de coleccionista la cuál pude comprar para Nintendo Switch. Esta edición incluye una estatuilla de Sonic parado encima de una réplica de un Sega Genesis con la sorpresa de que al mover el interruptor de encendido hace que suene el clásico jingle de “SEEEGAAA”. Muy bonito el detalle la verdad. También incluye una réplica de un cartucho de Genesis con estampado de Sonic Mania y el cartucho en su interior incluye un anillo de metal como los que recolecta Sonic en sus aventuras. Además de eso incluye una tarjeta de metal grabada (supongo que ahí planearon imprimir el código de descarga del juego, pero por alguna extraña razón viene impreso en una hoja aparte).

Aunque es frustrante no poder tener mi cartuchito de Sonic Mania que se pueda insertar en el Nintendo Switch, estoy satisfecho de lo bonita que está la edición especial.

El juego lo terminé hace unas semanas y siempre me hace regresar, para mi es uno de los mejores juegos de este año y posiblemente sea también para mi el mejor juego de Sonic (clásico), superando así a sus antecesores.

Definitivamente es un juego obligatorio para todos los fans del erizo azul de SEGA. Siéntanse libres de dejar sus opiniones sobre el juego en la zona de los comentarios.

Por cierto; aquí estaré compartiendo mis últimos momentos en Sonic Mania. 😁

  1. Quisiera contarles un poco más sobre el trabajo de Christian y su historial con Sonic pero es mucho más fácil que vayan a Wikipedia a leer su bio.
  2. El equipo que siempre se ha encargado de desarrollar a Sonic desde sus inicios.
  3. Sí, Michael Jackson colaboró y trabajó en el soundtrack de Sonic 3.
  4. “Terms of Service” o “Términos de Uso”.